“El llamado trastorno por déficit de atención (TDA), con o sin hiperactividad, es una “etiqueta” polémica, tanto por el sobrediagnóstico como por los distintos enfoques con los que se trata. Lo que está claro es que a menudo hablar de un niño con TDA es referirse a “problemas”. Sin embargo, muchos de estos niños muestran un lado más positivo que, a menudo, solo pueden expresar libremente cuando ya son jóvenes. Según las últimas investigaciones los universitarios con TDA son más creativos, tienen habilidades en más áreas y pueden captar más ideas, con lo que tienen una buena capacidad de resolución de problemas. Esto puede hacer reflexionar sobre la necesidad de desarrollar actividades y metodologías adecuadas a formas “poco habituales” de aprender.”

Deciros que a menudo las circunstancias  no dejan translucir  las cualidades y habilidades que  las personas con TDA poseen.

En la infancia destacan por ser:

  • Nobles
  • Cariñosos
  • Sensibles
  • Les gusta ayudar
  • Intuitivos
  • Buena memoria visual
  • Buen observador de comunicación no verbal
  • No son rencorosos
  • Optimistas
  • Espontáneos

En la edad adulta es muy valorada la creatividad de un TDA y también presentan estas características:

  • Imaginativos
  • Intuitivos
  • Apasionados
  • Colaboradores
  • Decididos
  • Generadores de ideas
  • Energía ilimitada
  • No tienen miedo a dar su opinión
  • Tenaces
  • Versátiles
  • Toma iniciativa.
  • Pueden llevar varios proyectos a la vez
  • Trabajan bien bajo presión
  • Habilidades para encontrar caminos para superar obstáculos
  • Capacidades para mirar la situación desde todos los ángulos, amplio foco de observación
  • Flexibles, pueden modificar su visión si la situación lo requiere

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook